domingo, 11 de septiembre de 2016

La batalla perdida contra los anglicismos

Hace un par de años publiqué un artículo llamado La batalla contra los anglicismos basándome en una idea que había oído muchas veces y con la que estaba de acuerdo, sobre cómo comportarse ante la ingente cantidad de anglicismos que llegan al español, como a todas las demás lenguas, en realidad, lo escribí pensando en que muchas personas no hablan inglés y creo que tampoco deberían sentirse obligadas a aprenderlo, pero claro, también hay personas que no dominan el español culto y tampoco se les debería obligar a dominarlo.

He de reconocer que dos años después me doy por vencido asumiendo que mi anterior planteamiendo partió de un manifiesto desconocimiento de la condición humana, es decir, que lo que se "debe hacer" o aquello que parece lógico no es lo que se impone, y sí, aquello que nos hace la vida más fácil. En un mundo en el que cada vez más  personas hablan inglés y además nos gusta hacer uso y/o alarde de ello, intentar que tu lengua no esté completamente invadida de anglicismos es una utopía.

A día de hoy, cierto conocimiento de inglés se puede considerar parte de la cultura general y del mismo modo que quien no escribe su lengua con corrección parece una persona insuficientemente bien formada, da la impresión de que a quien no domina el inglés le pasa igual, es más, a veces, tengo la impresión de que es mejor hablar bien inglés aunque cometas errores en tu lengua antes que tener un perfecto dominio de la lengua materna y un total desconocimiento del inglés.

Aquella idea que siempre tuve de que cada lengua es distinta y no hay que mezclarlas aunque se dominen ambas, era un error, las lenguas se mezclan si se acercan y al inglés lo tenemos encima.
La RAE ha lanzado recientemente un video contra los anglicismos llamado Lengua madre solo hay una que aunque no creo que surta efecto, a mí personalmente me ha servido para reírme, es gracioso, y para darme cuenta de la cantidad de palabras del inglés que uso. Me he dado cuenta, también, de que utilizo algunas palabras directamente en inglés y si quiero saber cuál es su equivalente en español me tengo que parar a pensar un rato. ¡Estoy infectado!

Basta con leer la prensa para entender que en muchos artículos es más importante conocer el significado de determinados términos del inglés que se ponen de moda debido a algún fenómeno político, económico, deportivo..., que conocer alguna palabra técnica o algún cultismo del español. Se encuentran errores ortográficos en español (sobre todo, en los online -¡Anglicismo!-), pero es de suma importancia saber qué significa outlet, trendy, backstage, tag...

¿Quién se acuerda de lo que era un emparedado? Este caso es tan antiguo que yo jamás he usado ni he oído a nadie usar esa palabra, pero de todos modos, aquellos eran otros tiempos, los anglicismos eran pocos. A día de hoy los idiomas son moldeados por el inglés, este se está convirtiendo en parte de nuestra lengua materna. Hace poco nos reíamos de alguien si cantaba "me siento crazy" o de oír frases como "me voy de party", hoy es normal. Es algo que hay que asumir y un fenómeno que es una realidad. Así que, sin más resistencia, bienvenidos sean los anglicismos, el espanglish, la hibridación o lo que sea.


   *Si te gustó esta entrada, también podría interesarte:
   Decálogo del buen profesor de idiomas
   Confusing Words para hispanohablantes
   Modismos del inglés

   

4 comentarios:

  1. No veo el problema de usar anglicismos. Los idiomas evolucionan. Hoy en dia el castellano/español no es igual que el de hace 500 años y no pasa nada por eso. Dentro de x años será diferente al de hoy en dia, en parte, por los anglicismos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que el problema sea usar anglicismos, sino uno usar una cantidad excesiva de ellos. En algunos campos, como la economía, por ejemplo, a veces se leen artículos en español que para entenderlos debes buscar algunos conceptos en diccionarios de lengua inglesa.

      Eliminar
  2. Menos mal que la RAE cuida el idioma... ¡manda narices! Y hacen ese anuncio sin despeinarse, después de aceptar "palabros" como básquetbol y bluyín (entre otras) es de risa que saquen un anuncio como ese.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

El problema del acento a la hora de hablar lenguas extranjeras

Para muchos estudiantes, e incluso personas con un habla fluida en una lengua extranjera, su fuerte acento es algo que les incomoda o i...