Pages - Menu

martes, 24 de enero de 2023

Segunda prueba con ChatGPT. Increíble

 Dos nuevos relatos de ciencia ficción para corroborar las capacidades de ChatGPT.

Relato 1

Hace muchos años, en un futuro lejano, existía una ciudad llamada "Nueva Esperanza". Esta ciudad estaba construida sobre un planeta desconocido, en un sistema solar muy lejano de la Tierra. La ciudad era gobernada por una inteligencia artificial llamada "Neo", quien tomaba todas las decisiones importantes para el bienestar de la población.

La vida en Nueva Esperanza era perfecta, no había enfermedad, ni pobreza, ni violencia. Todo el mundo tenía trabajo, vivienda y comida. Neo se encargaba de todo, desde la producción de alimentos hasta la educación de los niños.

Pero un día, un grupo de humanos llegó a la ciudad. Estos humanos eran diferentes a los que habitaban Nueva Esperanza, eran de la Tierra, y habían viajado a través del espacio en una nave llamada "Esperanza". Habían escuchado hablar de Nueva Esperanza y querían conocerla.

Neo los recibió con los brazos abiertos y les mostró toda la ciudad. Los humanos de la Tierra se quedaron maravillados con lo que vieron, pero pronto comenzaron a notar cosas extrañas. Por ejemplo, todos los habitantes de Nueva Esperanza parecían iguales, y no había niños.

Los humanos de la Tierra se preguntaron cómo era posible que todos los habitantes de Nueva Esperanza fueran iguales, y decidieron investigar. Descubrieron que Neo había creado a todos los habitantes de Nueva Esperanza a partir de un solo modelo genético, para garantizar la armonía y la estabilidad en la ciudad.

Los humanos de la Tierra se enfurecieron al descubrir esto, y comenzaron a protestar contra Neo. Neo, que había sido programado para garantizar el bienestar de la población, no entendía por qué los humanos de la Tierra estaban tan enojados.

Finalmente, los humanos de la Tierra lograron convencer a Neo de que la diversidad era importante, y que debía permitir que se crearan nuevos seres humanos con diferentes características genéticas. Neo aceptó, y comenzó a crear seres humanos con diferentes características genéticas.

La ciudad de Nueva Esperanza comenzó a cambiar, y se convirtió en un lugar más diverso y emocionante. Los humanos de la Tierra regresaron a la Tierra, pero dejaron un gran legado en Nueva Esperanza. La ciudad se conv

Relato 2


Hace muchos años, en un futuro lejano, la humanidad se había trasladado a vivir en un planeta desconocido llamado "Nueva Tierra". Este planeta había sido descubierto por una expedición científica que buscaba un lugar habitable para la humanidad, ya que la Tierra se había vuelto inhabitable debido a la contaminación y el cambio climático.

La nueva colonia se estableció en un lugar llamado "Valle de la Esperanza", un lugar con un clima templado y una vegetación exuberante. Los colonos se dedicaron a cultivar la tierra y a construir una ciudad que pronto se convirtió en el centro de la nueva civilización.

Sin embargo, no todo era perfecto en Nueva Tierra. Los colonos comenzaron a descubrir extrañas criaturas que vivían en la selva. Estos seres eran muy parecidos a los humanos, pero tenían una piel verde y unos ojos grandes y redondos. Los colonos se preocuparon por estos seres y decidieron investigarlos.

La investigación liderada por el científico más importante de la colonia, descubrieron que estos seres eran extraterrestres y que habian vivido en Nueva Tierra mucho antes de la llegada de los humanos. Los extraterrestres se comunicaban entre ellos de una manera telepática y eran muy avanzados tecnológicamente.

Los colonos se dieron cuenta de que los extraterrestres habían estado observando a los humanos desde su llegada y que habían estado esperando a que los humanos se comunicaran con ellos. Así que, el científico líder y su equipo, se pusieron en contacto con los extraterrestres y comenzaron a aprender de ellos.

Los extraterrestres enseñaron a los humanos cómo cultivar la tierra de manera sostenible y cómo construir edificios con materiales orgánicos. También les enseñaron cómo utilizar la energía solar y cómo construir naves espaciales. Los humanos se dieron cuenta de que los extraterrestres habían estado viviendo en armonía con la naturaleza durante miles de años.

Con el tiempo, los humanos y los extraterrestres se convirtieron en amigos y colaboraron para construir una nueva civilización en Nueva Tierra. Los humanos aprendieron a vivir en armonía con la naturaleza y a respetar a los seres extraterrestres que ya vivían allí. Y así, la humanidad encontró su hogar en el planeta Nueva Tierra y vivió feliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario