martes, 12 de mayo de 2020

¿Vale la pena comprar un dominio actualmente?

Esta pregunta tuvo una clara respuesta desde que el blogging empezó: Sí. Pero ahora las cosas son diferentes, el blogging está de capa caída y me pregunto de qué sirve pagar por un dominio, a menos que seas una empresa o tengas un proyecto serio y con recursos. Me he dado cuenta de ello debido al bajón de visitas que tantos hemos experimentado desde el cambio de algoritmos de 2018. Yo he estado a punto de abandonar este blog en distintas ocasiones. Por darle una segunda oportunidad, reedité gran parte los posts, optimicé imágenes y tuve un par de rachas en las que publiqué bastante. El resultado ha sido nulo. Por otro lado, he visto que hay muchos blogs, sobre todo, en el campo de las reseñas de libros y películas que pese a la extensión blogspot o wordpress tienen bastantes seguidores e incluso algunos no están mal posicionados.


Últimamente, aprovechando el confinamiento estoy publicando bastante y hoy he mirado cuál era el resultado de visitas de ayer y hoy. No llego ni a 200. Lo que ahora me produce el blog en su conjunto un día me lo proporcionaba un post. Entonces he entrado en GoDaddy, la web en la que compro mis dominios, he visto que expira en poco más de 3 meses y he tomado la decisión de no renovar. Pagar por pagar es tontería. Voy a volver a mis inicios por completo: hablaré solo de idiomas y libros, seguiré con la extensión blogspot y una plantilla también proporcionada por blogspot, peor posicionado no voy a estar y una cantidad importante de mis visitas me va a llegar por Pinterest, es decir, da igual el dominio. Además, este blog se ha amortizado (a duras penas) con los libros de idiomas que salieron de mis primeros posts, algo para lo que tampoco necesito un dominio. 

Es duro reconocerlo, pero el blogging tal y como lo habíamos conocido murió recientemente, ahora queda para lo que he comentado anteriormente: empresas o personas con proyectos importantes y recursos para invertir. Esto no quita que tener un blog sea una gran experiencia, desde luego, yo voy a seguir, pero ahora el vídeo se lleva la palma. No hay más que ver a algunos SEO bastante reconocidos que antes hablaban casi exclusivamente de blogging y ahora hablan de "redes sociales" o "Youtube".

Afortunadamente siempre habrá quien tenga éxito saliendo de la nada gracias a su blog, no obstante, las posibilidades parecen tan remotas a día de hoy y el vídeo y las imágenes están tan en auge, que es difícil pensar que ese éxito sea alcanzable.




3 comentarios:

  1. Vivimos, sin duda, tiempos difíciles, pero creo que es parte de la experiencia. Yo nunca llegué a comprar un dominio para mi blog literario, "La Buhardilla de Tristán", pero creo entender a qué te refieres.

    ¡Ánimo! Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Desde la masificación del video, los blogs pasaron a la obscuridad. Yo he estado en la misma disyuntiva. Me he planteado no renovar dominio, devolverme a blogspot, o incluso cerrar completamente, pero sigo adelante. No llego ni a 50 visitas diarias, cuando al principio pasaba de las 300 e incluso más. Definitivamente los blogs si andan de capa caída y han estado así por largo tiempo, no es algo nuevo. Creo que sigo mas que todo por terco X-D y porque el material que produzco es mio y no quiero correr el riesgo de perderlo porque una RRSS decida cerrar o me eliminé algún post porque mi opinión hiere los sentimientos delicados de alguien. Entiendo a que te refieres, has lo que creas conveniente y que tengas ésito en tu próximo paso. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    Permitidme que os contradiga.
    No solo el blogging no ha muerto sino que sigue siendo la mejor forma de compartir contenido.
    Eso sí, ya no se consume cualquier cosa y, aparte de producir contenido de valor, hay que esforzarse mucho más en llegar a los lectores.
    Por lo tanto, hay que cuidar mucho el SEO. Y esto es válido para cualquiera que escriba un blog, no solo para negocios.
    En mi caso, mantengo activos dos blogs que, en menos de un año, han pasado de 2.000 a 6.000 y de 5.000 a 17.000 visitas mensuales respectivamente.
    Es un proceso largo y de optimización constante, pero funciona muy bien.
    Investiga qué quiere leer tu usuario, normalmente por el tradicional sistema de preguntar.
    Averigua qué búsquedas hay para tu sector y optimiza los textos para adecuarlos a las mismas.
    Y utiliza las redes sociales para llevar tráfico a tu web.
    A mi me está funcionando muy bien Pinterest, ya que puedes vincular tu cuenta con tu web y enlazar directamente tus artículos en las publicaciones.
    Así que, no solo recomiendo tener dominio propio, sino alojar tu web en un servicio de hosting (hay planes muy asequibles) ya que si publicas solo en plataformas ajenas (incluidas Bloggger o wordpress.com) pierdes todo control sobre tu contenido.
    En fin, no quiero dar más la vara :)
    Ánimo!!

    ResponderEliminar