miércoles, 8 de abril de 2020

La idea de dejar libros gratis durante la cuarentena

La idea de dejar libros gratis durante la cuarentena
Cuando todos entramos en cuarentena sufrimos momentos muy difíciles debido a que nos enfrentábamos a una situación nunca antes vivida. Una vez confinados, comenzaron muchas ideas para que la gente no lo pasase tan mal en casa y una de esas ideas fue la de muchos autores conocidos de dejar sus libros gratis.

La idea del todo gratis es siempre muy atractiva, pero puede tener consecuencias negativas. Yo, en un primer momento me sentí muy contento. Iba a poder leer a buenos escritores sin pagar, pero pasados unos días vi una noticia en la que las editoriales se quejaban de que eso agravaría la delicada situación en la que ya se encuentran.

Y este es el dilema, no solo en los libros. Muchas personas parten de la idea de que no pueden pagar. Y si quien vende no gana por aquello que vende, ¿cómo le paga a sus empleados? Imaginaos que el producto o servicio que vosotros vendéis comienza a ofrecerlo otra persona gratuitamente, ¿qué va a ocurrir? Es obvio. Pero no estoy criticando la idea de dejar los libros gratis, solo estoy intentando ver las cosas desde el otro punto de vista. De cualquiera de las maneras, en el mundo de los ebooks el pirateo es un problema más serio que el precio o que alguien deje su libro temporalmente gratis.

Yo, por mi parte, soy partidario de que las cosas sean baratas, ni caras ni gratis, pero ya sé que esto es difícil por varias cuestiones, y no voy a negar que me he favorecido de alguno de estos libros gratis. Lo que he hecho para compensarlo, ya que tengo la suerte de que soy de los que puede trabajar desde casa, he comprado algunos otros que no estaban gratis y hacía tiempo que quería comprar, así, al menos, aunque no sea gran cosa, colaboro con algunos autores.

Y, además, yo también tengo publicados algunos libros. Las ventas de mis libros han sido como siempre, escasas, no he notado una subida ni una bajada; lo que sí es cierto es que aproveché para dejar alguno que otro unos días gratis, con la opción que ofrece Amazon, y dos que jamás venden nada tuvieron alguna descarga.

Es difícil sacar una conclusión clara sobre este asunto, porque chocan la libertad de unos de poder regalar sus libros, con la necesidad de otros de vender aquello que publican. Sea como sea, el mercado editorial está realmente complicado y la cultura del todo gratis que han impuestos las redes sociales y el pirateo está haciendo que la vida de los creadores sea cada vez más difícil, hasta el punto de que parece más un hobby que algo de lo que se pueda vivir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario