viernes, 19 de julio de 2019

Ebooks, redes sociales, publicidad, creación de contenido digital...

Las nuevas reglas del juego en las redes sociales


Ebooks, redes sociales, publicidad, creación de contenido digital...Cada vez somos más las personas que intentamos vivir de las redes sociales al mismo tiempo que percibimos que cada vez lo tenemos más crudo. Hubo una época en la que todo era bastante más fácil, porque pocos eran los que participaban, todo estaba naciendo. Posteriormente se fue profesionalizando y la competencia aumentó cualitativa y cuantitativamente. Y finalmente llegaron los nuevos algoritmos, que favorecen a los que están mejor situados, lo que implica que si quieres destacar tienes que ser realmente bueno o invertir en publicidad. La inversión en publicidad parece haberse convertido en una gran fuente de ingresos para las redes sociales, de modo que el futuro creo que va a ir orientado a que quien quiera destacar tendrá que invertir en buenos planes de márketing digital, en realidad ese futuro ya ha empezado, pero seguro que irá a más.


Recuerdo el Twitter de hace unos años, donde se conseguían bastantes interacciones con facilidad, lo que te llevaba a sumar seguidores rápidamente. Tras el nuevo algoritmo es muy difícil llegar a algo, recuerdo haber leído a muchos quejándose de que se sentían obligado a tener que invertir en publicidad para que su mensaje llegase a bastantes personas, normal.

Otro caso interesante y que no me gusta en cuanto al cambio de algoritmo es Facebook e Instagram. Si os fijáis, le das a me gusta en Instagram y si luego te pasas a Facebook, aquella imagen a la que le diste a me gusta en Instragram es la primera que te aparece en Facebook. ¿Para qué quiero verla de nuevo? Del mismo modo hay muchas otras personas a las que seguimos y quedan invisibilizadas. Igualmente, ahora hay veces en las que nos aparecen cuentas a las que no seguimos, solo porque podrían gustarnos. Seguir o no a alguien, está quedando relativizado.

Este año me había propuesto centrarme en mi canal de Youtube para enseñarle español a los brasileños. He comenzado a publicar vídeos con frecuencia y, por el momento, el crecimiento es muy lento, aunque ha mejorado mucho gracias a la frecuencia de publicación. ¿Tengo que invertir en publicidad? Creo que no vale la pena. Si invierto poco no obtendré un buen resultado y para tener la posibilidad de conseguir retorno, debería invertir demasiado.

Con los ebooks está pasando igual, hay que invertir en publicidad

En la misma situación me empiezo a sentir con mis ebooks. Había publicado varios y algunos vendían. No mucho, pero algo era algo. Al menos te mantiene con cierta motivación. Esas ventas me llevaron a preparar más proyectos de ebooks, siempre se dice que hay que ser prolífico para conseguir buenos ingresos con los libros electrónicos. Este mes prácticamente no he vendido nada, ni de los que ya tenía publicados ni de los dos nuevos que he publicado.

Hace unos meses me sentía muy motivado y pensé en comenzar a escribir literatura, pero los resultados de ventas que estoy consiguiendo últimamente me quitan las ganas, mucho esfuerzo y muy poca recompensa; es el camino por el que vamos la mayoría. ¿Solución? ¿Gastar en publicidad para que mis libros vendan? No parece rentable aunque a algunos les vaya bien. ¿Qué suma vale la pena invertir en un libro que para que se venda debe estar a bajo precio con una pequeña comisión para el autor como beneficio?

En Amazon EE.UU., tal vez me equivoque, pero creo que sigue ocurriendo solo allí, existe una forma de publicidad de modo que si pagas, tu libro aparecerá en un lugar destacado dentro de Amazon. Cuando esto llegue a todas las Amazon, podéis tener claro que además de vender a precio muy bajo tendremos que gastar en publicidad para ver si así conseguimos tener éxito. ¿El camino pinta mal, verdad?

Otra forma de obtener ingresos


Como os conté recientemente, en mi caso, por suerte, como soy profesor de idiomas y de eso tratan mis redes sociales, puedo consigo "monetizar" bien a través de la venta de servicios y ese creo que es el kid de la cuestión, viendo cómo evoluciona todo: el desarrollo de conocimientos para vender tus servicios es la mejor idea y en algunos casos puede llegar a funcionar muy bien.

Por ejemplo. Si os gusta publicar ebooks, podéis publicar al mismo tiempo que podéis hacer un curso de diseño gráfico para crear portadas o de edición para aprender a editar vuestros libros. Con el paso del tiempo te especializarás en ello y tal vez tus ebooks nunca vendan mucho, pero puede que alguien que sí gana bastante te contrate para que le hagas las portadas, para que edites o quién sabe si no podrías crear con el paso de tiempo incluso tu curso de creador de portadas, por ejemplo.
Lo mismo como youtuber. Vivir de ello es también realmente difícil, pero si haces un curso de edición y aprendes a editar muy bien, tal vez algún día puedas ganar dinero como editor de vídeos para otros youtubers.

El ejemplo que mejor escenifica esto es el de los bloguers. En los casos que he enumerado anteriormente, es cierto que hay otros profesionales que tienen esos conocimientos y podrían ser una dura competencia, pero no existen estudios de "blogging" por lo que es algo que solo lo domina quien lo ha trabajado. Es frecuente ver cómo los grandes bloguers, convertidos ya en emprendedores digitales, contratan a otros para que trabajen para ellos, con unas condiciones laborales que serán mejores que lo que tu blog podrá generar nunca.

Todos los cálculos que hago comparando cuánto se puede ganar con las redes sociales vs venta de servicios profesionales, me llevan a pensar que le segunda es, sin lugar a dudas, la mejor opción. Así que ya sabes, disfruta de tu proyecto, fórmate y si no te va bien por cuenta propia, existe otro camino que puedes seguir para vivir del mundo digital.


0 comentarios:

Publicar un comentario