lunes, 20 de mayo de 2019

Los que llaman vendehumos a todos

Qué duda cabe de que vivimos en un época llena de vendedores de humo, especialmente en el mundo online; ahora bien, que haya alguno, o muchos, no nos da derecho a llamar vendehumos a cualquiera, simplemente, porque lo contratamos y no tuvimos éxito. Entre otras cosas, porque el éxito no se compra, en todo caso, se puede comprar el conocimiento o lo que nos lleva a este.

Del mismo modo que si estudias gestión empresarial no está asegurado que vayas a ser un buen administrador de una empresa, un buen emprendedor o, ni siquiera, un buen profesional, esto no justificaría que llamásemos vendehumos a los profesores, a la universidad o al ministerio de educación.


Digo esto porque no paro de oír a personas quejarse de cuánto no les gusta algún producto o servicio, no abordándolo simplemente desde el punto de vista de si encajaba en lo que quería, sino dándose siempre por "engañado" y no siempre es así. ¿Tenías claro lo que querías? ¿Tu expectativa estaba acorde con el servicio y el precio? ¿Hiciste todas la preguntas que necesitabas antes de invertir?


Pero ¿por qué cuento todo esto si a mí nunca me han llamado vendehumos? Por un lado, porque cada vez veo a más personas quejarse por todo cuando a veces el problema no es el resto del mundo, como he dicho anteriormente y, por otro lado, porque he leído algunos artículos en los que algunas personas se ensañaban con profesionales del mundo online con los que he aprendido mucho (gratuitamente, sin haber comprado ninguno de sus productos) y a los que he seguido durante mucho tiempo, entre otras cosas, porque dijeron frases realmente sinceras, como: "Algunos blogs no monetizan de ninguna de las maneras". Que emplee esta frase una persona de vende cursos sobre blogging me parece una acto de mucha sinceridad, y no se le oye a muchos. Como no me han parecido justas las críticas que he leído sobre varias personas, he pensado en hacer este artículo desde el punto de vista opuesto.


Algunas frases típicas de vendehumos o no


Vamos a analizar algunas de las frases que oímos más comúnmente, y nos llevan a a acusar a otros de vendehumos, e intentar ver los puntos de vista desde los que se pueden abordar:

1) "Si yo lo he conseguido, tú también podrás conseguirlo". Obviamente si Messi escribe un libro sobre cómo enseñarte a jugar a fútbol, no vas a llegar a su nivel leyéndolo, pero también deberías reconocer que si compraste el libro con esa expectativa, estás pecando de ingenuo. Por otro lado, es cierto que si alguien que ha tenido éxito dice eso, la gran mayoría no lo va a conseguir, pero seguramente haya alguno que otro que sí lo consiga y no lo hubiese hecho sin pensar que podría llegar allí. No todos los que dicen eso son insuperables y hay muchos casos en los que el alumno supera al maestro.

2) "La suerte no existe". Esta frase (en realidad, como todas) depende de cómo la interpretes, por ejemplo, si te lleva a esforzarte más, será positivo; si realmente piensas que la suerte no existe, estás muy equivocado.

3) "Es que no estás aplicando bien el método". Personalmente es la frase que menos me gusta oír. Pero tiene dos lados: que realmente no lo estés haciendo bien, o que te están vendiendo algo que no funciona y la excusa siempre será que no lo has llevado a la práctica lo suficientemente bien.

4) "Si te esfuerzas tendrás éxito". Es evidente que muchas personas no obtienen un éxito proporcional a su esfuerzo. El esfuerzo por sí solo no garantiza éxito, pero lo que sí está claro es que nadie ha conseguido nada sin esforzarse.


Las múltiples opciones y actitudes en relación a estas situaciones son tuyas. Yo, personalmente, desde que he aprendido a ajustar mi expectativa y qué parte me corresponde a mí cuando contrato un curso, me siento bastante menos "engañado", tal vez, porque entienda que la culpa no siempre es de los otros.


2 comentarios:

  1. Buena reflexión, my friend. Estamos en una época en la que, por desgracia, prima la ausencia de autocrítica y parece que todo es siempre culpa de los demás. Nadie se plantea que, pese a que sea frase de vendehumos, que alguien diga "si yo he podido, tú también" no implica automáticamente que tú vayas a poder. Simplemente que es factible, que no significa "seguro" la mayoría de las veces. Pero siempre es más fácil decir que todo el mundo es malo, miente, la culpa es de la sociedad, blablabla.
    Muy de acuerdo con tu post :)

    ResponderEliminar