sábado, 15 de diciembre de 2018

Netflix y aprender idiomas

Netflix y aprender idiomas
Netflix es la plataforma de moda para ver series, películas o documentales, ¿qué duda cabe? Además, tanto a mis alumnos, como a mí y a muchas otras personas nos resulta de gran ayuda con los idiomas, dado que ofrece contenido procedente de muchos países y con la posibilidad de verlo en varios idiomas con subtítulos.

Fijaos la influencia que está alcanzando y la importancia que tiene el desarrollo de contenido cultural y de entretenimiento de calidad para el fomento de una lengua, que ya hay varias personas que me han dicho que quieren aprender español porque las películas y series que ven les encantan y les gustaría poder entenderlas en versión original. Otro buen ejemplo es el del japonés. Muchas personas lo aprenden por las series de anime. Y es que una forma "muy fácil" y entretenida de aprender idiomas es a través de películas. Obviamente, primero tendremos que adquirir algunos conocimientos sobre esa lengua: cierto nivel de gramática, fonética, vocabulario..., pero a partir del momento en que empezamos a entenderlas podemos ir probando. La mejor forma de comenzar es con películas que tengan un vocabulario más simple, se hable más despacio y se use menos lenguaje de la calle. Una vez que nos acostumbremos y comencemos a entenderlo todo sin problemas podremos pasar a ver otras más difíciles de entender.


El contenido audiovisual cuenta con varias ventajas. Por ejemplo, podemos oír en una lengua mientras mantenemos los subtítulos en otra. Además, si hay una parte que no entendemos bien, podemos orientarnos por las imágenes y captar el sentido de lo que está ocurriendo sin grandes problemas. Incluso hay personas que ven algunas producciones primero en el idioma que están aprendiendo y luego en la lengua materna.

Una vez que te acostumbras a la voz original de los actores, no los quieres volver a escuchar doblados, aunque en algunos casos si estamos muy familiarizados con su voz doblada puede parecernos extraño oírlos hablar de otra forma.

Yo veo las películas en lengua española en español, las brasileñas en portugués, las francesas en francés y las norteamericanas que me gustan mucho en inglés. Las norteamericanas que no me gustan tanto las veo en francés porque es la única forma de no perder el contacto con esta lengua. Esa es otra de las ventajas de los streaming, que en el caso de que hayas aprendido alguna lengua que por circunstancias no puedas practicarla, viendo películas y series no pierdes el contacto ni olvidas vocabulario.

Algo que no me gusta, aunque hay personas a las que no les importa, es ver alguna producción en versión original en una lengua que desconozco y los subtítulos en una que sí. Esto es muy común con animes asiáticos. A mí no me gusta no entender nada de lo que escucho, en algunos momentos me resulta hasta molesto. Recientemente intenté ver una película que parecía interesante, pero solo estaba disponible en alguna lengua asiática y con varios subtítulos, infelizmente desistí de la idea de verla. Tal vez, algún día cambie de opinión o experimente para ver qué se siente, aunque creo que no me va a convencer.


2 comentarios: