miércoles, 19 de diciembre de 2018

La importancia de actualizar tu blog

La importancia de actualizar tu blog, blogging, blog, actualizar tu blog, reeditar tus postsSupongo que los que hayáis leído los posts de los últimos meses habréis percibido cierto pesimismo en un principio, que posteriormente se ha invertido, habréis notado cómo estoy publicando con más frecuencia que nunca y, tal vez, os hayáis dado cuenta de que estoy reeditando antiguos posts. La verdad, estoy reeditando prácticamente todas las viejas entradas.


Lo que empezó con la simple idea de poner algunas imágenes propias en posts antiguos me ha acabado llevando a uno de los episodios más apasionantes a los que me he enfrentado como blogger: reeditar la inmensa mayoría de entradas antiguas. A continuación os voy a explicar por qué lo he hecho y, después, todas las cosas positivas que no paro de descubrir y que os recomiendo hacer.

2018 había sido mi año menos productivo con este blog. Por un lado sufrí lo que os conté en un par de publicaciones en octubre en La puñalada trapera del SEO y los algoritmos y Resultado tras 5 años con este blog. Era mi peor momento, publicaba con poca frecuencia y el cambio de algoritmos echó por tierra el trabajo de mucho tiempo. Por primera vez estuve a punto de abandonar este proyecto. Los comentarios que recibí de varios bloggers, y que agradezco, me fueron de gran ayuda para continuar, me hicieron ver que la nueva situación era así para todos.

Como también os conté, un mes después, en El placer y la ventaja de crear tus propias imágenes, encontré un último aliento para seguir adelante, iba a quitar la mayoría de imágenes que tenía y sustituirlas por otras hechar por mí. Eso me hizo redescubrir Pinterest y darle un pequeño empujón a Instagram. La motivación empezó a subir gracias a que había encontrado nuevos canales para conectar con lectores. Además, tras leer varios artículos sobre cómo reeditar tu contenido antiguo, pensé que aprovechando el cambio de imágenes podría hacer algunas actualizaciones más.

Así lo hice y me empezó a gustar aquello de reeditar el blog. Encontré posts que ni yo mismo recordaba y disfruté releyéndolos. Eliminé alguno que no pegaba con el estilo ni la forma en que  había evolucionado, los posts de este tipo suelen ser de aquellos de cuando estábamos comenzando.



Ahora vamos a ver qué me ha aportado y cómo lo he hecho:


1) Como he dicho, he sustituido la mayor parte de las imágenes por otras hechas por mí, pero no solamente las he sustituido, sino que aquellas que he creado, las he optimizado pasándolas por un compresor de imágenes para que pesen menos y poniendo las palabras clave necesarias para que tengan mejor posicionamiento. Al mismo tiempo las he publicado en Pinterest.

2) Otro factor muy importante son las URLs de los posts, no es muy recomendable cambiar, aunque en algunos casos todos lo hacemos. Percibí que tenía muchos artículos antiguos apuntando a URLs de mi blog que ya no existían. Recuerdo uno en concreto que apuntaba a tres y todas llevaban a entradas que ya no estaban. Esto es muy malo para el posicionamiento. Así que he aprovechado para sustituir esos enlaces rotos. Nunca imaginé que tenía tantos.

3) Corrección de errores ortográficos. Siempre encuentras algunos que está bien corregir. Entre otras cosas, puedes expresar alguna idea un poco mejor.

4) Reescribir. Algunas entradas más viejas no tenían apenas texto introductorio, entonces he puesto uno con varias palabras clave. En algunos posts que creo que podrían tener potencial también he hecho pequeñas alteraciones.

5) Algunos artículos, tras reeditarlos los he divulgado en redes sociales en las que nunca lo había hecho o en redes sociales en las que unos años antes habían ido bien. Este segundo caso me sirve como indicador para ver de qué forma han cambiado las cosas.


Llevo varios meses con la reedición y creo que voy a terminar dentro de poco. Ahora tengo la sensación de estar aprovechando mi blog al máximo: antiguos posts están volviendo a tener utilidad, tengo imágenes propias y optimizadas, mis enlaces rotos están desapareciendo, he añadido texto a publicaciones que lo necesitaban, he podido vincular algunos post antiguos a otros complementarios que he escrito posteriormente y estoy viendo de forma más directa la evolución que he seguido. Ahora solo queda que el "amigo" Google me premie en los próximos meses. Independientemente de cuál sea el resultado, me quedo con la satisfacción del trabajo realizado. Os tendré informados con los resultados y sus correspondientes elogios o críticas al "amigo" Google.


0 comentarios:

Publicar un comentario