domingo, 2 de diciembre de 2018

¡He venido a hablar de mis ebooks!

¡He venido a hablar de mis ebooks!, ebooks, autopublicación, libro electrónico, kindle, kdp, amazon, apple, google play
"¡He venido a hablar de mis ebooks!" sería la frase que diría algún Paco Umbral del siglo XXI, y yo he venido a hablar de eso en cierto sentido.

Soy autor de varios ebooks de esos que no compra nadie, es cierto que la calidad es regulera, pero esto la gente no lo sabe porque no ha llegado a comprarlos. En cambio, muchos saben qué malo es determinado libro porque lo han comprado y lo han leído. Se percibe cierta paradoja en todo esto, ¿verdad?


La gran mayoría de libros electrónicos que he publicado tienen que ver con aprender idiomas, que es a lo que me dedico y de lo que hablo en mis blogs, pero no he venido aquí a hablar de qué hay dentro de cada uno de ellos, sino de cómo funciona el mundo de la autopublicación a través de mi experiencia personal.

Comencé a publicar hace algo más de un año, si no me equivoco, y como creo que debe ser, el comienzo es más para aprender y entender cómo funciona todo que para otra cosa, por lo que todavía me siento en una etapa experimental.

Además de haber publicado, he traducido cuatro ebooks de temáticas distintas con la intención de ver si las ventas influyen de forma diferente y es posible conseguir algunos ingresos. A continuación os voy contar la conclusión a la que he llegado hasta ahora sobre el precio y las plataformas dentro de este interesante mundillo.

El precio es determinante. Esto puede parecer muy obvio, pero no me refiero a que cuanto más barato vendas, más vayas a vender, pues algunos libros no venden de ninguna de las maneras, sino a que, en algunas ocasiones, un libro se está vendiendo bien, piensas que puedes subir un poco el precio y cuando lo haces, deja de vender por completo. Había uno de mis libros al precio mínimo que vendía bastante bien en Amazon. Vendiéndolo al precio mínimo, 0.99 euros, ganas un 30% de comisión, si vendes a partir de 2.99 euros la comisión pasa al 70%. Entonces decidí subirlo a 2.99, el precio mínimo dentro de esa franja más alta de comisión. El libro ha dejado de vender. Incluso con el cálculo de que al ganar más necesitaría vender una cantidad menor, no me es rentable.

Otros, en cambio, como he dicho anteriormente, no venden ni al precio mínimo, tengo uno al precio mínimo con 2 valoraciones de 5 estrellas y no vende nada. Supongo que en algunos casos es debido a la temática y en otros al posicionamiento, determinados libros no aparecen en las búsquedas con facilidad y así no pueden venderse.

El famoso Black Friday esperaba que fuese mi mejor mes y, tal vez, haya sido el peor. Leí un artículo de un blogger que decía que no iba a bajar el precio en Black Friday porque sabía que habría ventas de cualquier manera. Su estrategia conmigo no ha funcionado. Otros años, no voy a poner ninguna esperanza especial en este mes.


En cuanto a qué plataforma es mejor para publicar mis ebooks tengo serias dudas acerca de esa teoría de que el rey es Amazon. Todos los libros que yo he publicado están en Amazon exclusivamente, las descargas a través de KDP (Kindle Direct Publishing) ayudan a que los libros estén mejor posicionados, mis libros más adquiridos en KDP son los que más venden. ¿Pero por qué tengo dudas? Pues porque los libros que he traducido y los que me han traducido, todos a través de Babelcube (en ese enlace podéis conocer mi experiencia) se publican en casi todas las plataformas y, normalmente, las ventas en Apple y Google Play suelen ser mayores. A veces, hay otras que también producen buenos resultados.

Supongo que os estaréis preguntando que si esta es mi experiencia, por qué no publico mis propios ebooks en las demás plataformas. La respuesta es fácil, lo intenté a través de Smashwords, que te lo publica en todas a cambio de una pequeña comisión, pero tuve algunos problemas con la edición en determinados formatos porque en algunos de mis libros no hay solo texto y esto puede dificultar su publicación y, además, no podía seguir en KDP, ya que exige exclusividad. De todos modos, no descarto volver a utilizar Smashwords con aquellos libros que solo tienen texto.
Por otro lado, existe la posibilidad de que sea yo por mi cuenta quien publique en las demás plataformas, pero es algo para lo que no tengo tiempo, son demasiadas y en algunas no es tan fácil hacerlo. Por el momento, prefiero seguir en  Amazon con KDP.


En lo referente a las ventas de algunos libros, me he encontrado situaciones paradójicas. Traduje un ebook muy corto que era un estudio acerca de la evolución del concepto y los orígenes de la palabra zombi. Durante muchos meses no ha vendido nada y, de repente, en un mes vendió más de 40. No sé cómo ha sido, todos se han vendido en México y no en la misma plataforma. Este tipo de situaciones son muy motivadoras, pues por muy poco que venda algún libro, no sabes si algún día te ocurrirá algo así.


El año que viene espero publicar como mínimo dos nuevos ebooks y volveré con más información sobre mis experiencias con libros electrónicos, que seguro que os resulta de utilidad a los que también publicáis o queréis publicar.


¿Qué tal vuestras publicaciones, venden? Si sois autores, me encantaría leer vuestras experiencias en los comentarios, creo que hay gente a la que le va muy bien, yo espero llegar a ese nivel algún día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario