lunes, 31 de diciembre de 2018

El agotamiento de hacerlo todo solo en el mundo digital

El agotamiento de hacerlo todo solo en el mundo digital
Es placentero y satisfactorio, aunque también agotador. Así es la vida de los que intentamos hacernos un hueco en el mundo digital. La competencia cada vez es mayor y mejor, en pocos años todo ha cambiado mucho y tiene pinta de que va a seguir haciéndolo. Es algo que motiva, nuevos desafíos constantemente, pero como es el tema principial de este artículo y ya hemos dicho, es agotador.

Cuando tienes tiempo, se te ocurren más ideas y quieres hacer todo lo que no tenías tiempo de hacer antes y terminas estresado. Cuando no tienes tiempo, te preocupa no poder estar produciendo al ritmo que te gustaría, si algo sale mal puede ocurrir lo que os conté en ¿Son muy duros (algunos de) nuestros seguidores?

En mi caso, además de tener varios blogs, en 2018 empecé con Instagram y en 2019 voy en serio con Youtube. La verdad, dedico casi todo mi tiempo libre a esto y escribo de cuestiones que tienen que ver con mi trabajo, la enseñanza de idiomas. Esto lo facilita todo, hasta el punto de que el buen resultado del año pasado me va a dar más tiempo libre para poder crear más contenido digital.

No quiero ni imaginar lo exhaustas que deben acabar aquellas personas que escriben o graban vídeos sobre asuntos a los que no se dedican profesionalmente. Deben pasar horas ilustrándose para crear contenido que en la mayoría de los casos, aun siendo de gran calidad, no les va a dar esa libertad económica que tantos perseguimos. Esto lo escucho especialmente en youtubers. A los que les va bien y hacen vídeos de gran calidad, parece ser que se les van muchas horas en preparar uno de sus vídeos. Me recuerda al mundo de la cocina, debe ser una pasión, más que algo que simplemente te guste. Además, un simple cambio de algoritmo puede echar a perder lo conseguido después de muchos meses de trabajo.


Estos niveles de sobrecarga de trabajo se acentúan todavía  más cuando hay que aprender algo nuevo, lo cual es recurrente. Para publicar vídeos en Youtube hay que, como mínimo, aprender a editarlos, para crear imágenes hay que aprender a usar algún programa de diseño gráfico...  Durante esos períodos de formación, o se para de producir o el tiempo se mide al milímetro.

Muchos de los bloggers más conocidos reconocen que subcontratan a otros profesionales o que trabajan junto con otros bloggers. Es normal, si las personas  que dedicamos muchas horas no conseguimos mantener el patrón de calidad que nos gustaría ni tenemos comunidades de seguidores gigantes, supongo que administrar todo eso debe llevar más tiempo del que una sola persona puede dedicarle incluso trabajando a jornada completa, porque no es solo una cuestión de tiempo, sino de conocimiento.


Escribo esto tras estar aprovechando hasta el último segundo de mi tiempo libre durante las fiestas de fin de año. Voy a intentar publicar un ebook en las próximas semanas, necesito publicar varios artículos en blogs y las Navidades me han traído como regalo un micrófono para hacer vídeos de Youtube que quiero aprovechar al máximo. El ebook será otro de esos que no venden apenas ni vendiéndolo casi regalado. Pero esto es una pasión que va más allá del lucro, es un recorrido lleno de aprendizaje, motivación y contacto con muchos lectores y otros bloggers que hacen que valga la pena el agotamiento acumulado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario