sábado, 20 de octubre de 2018

¿Somos bloggers, youtubers, instagramers...?

Hace tan solo unos días, escribí un artículo contando el palo que me han dado los nuevos algoritmos y, afortunadamente, recibí bastantes comentarios de varios bloggers contándome su experiencia, que era bastante similar a la mía. Pero entre todos los comentarios hubo uno que me llamó la atención. Fue el de una persona que me decía que le daba igual que el algoritmo le hubiese perjudicado al blog porque sus principales fuentes de seguidores e ingresos le venían de Instagram y Youtube.
¿Somos bloggers, youtubers, instagramers...?
En ese momento me paré a pensar y me di cuenta de que aunque muchos nos consideremos bloggersen el fondo el blogging no es nuestra principal actividad dentro de las redes sociales.

Hace no tantos años, lo único que había o, al menos, lo único de lo que se hablaba, era de los blogs, y muchos nos convertimos en bloggers. Pero hoy en día, muchos de los que por aquel entonces empezamos con un blog también tenemos un canal de Youtube o una cuenta de Instagram, por ejemplo.

Si a mí alguien me preguntase qué soy, diría que soy blogger. De hecho, lo digo a veces. Mi canal de Youtube es algo muy simple, son vídeos básicos para enseñar español a brasileños, vídeos en los que ni siquiera aparezco, tan solo pongo palabras o texto y lo leo para enseñar cómo suena, por lo que pese a tener un canal de Youtube, no me considero youtuber. Ahora bien, en Instagram es otra historia. Comencé con mi cuenta para enseñarle español a los brasileños hace muy poco y el resultado está siendo realmente bueno. Bueno hasta el punto de que encuentro alumnos particulares, algo que jamás había conseguido con ninguno de mis blogs, y encima tengo una gran cantidad de seguidores que aumenta a diario. 

Por está razón me pregunté, ¿no será que soy más instagramer que bloguero? Y además me paré a pensar sobre algo que me ronda la cabeza últimamente: ¿Y si el contenido de nuestros blogs no tiene tanto éxito, pero ese mismo contenido contado en Youtube o un podcast sí? ¿O en Instagram si puede ser más visual?

Independientemente de lo que seamos y cómo nos llamemos, aunque empecemos divulgando nuestro contenido de una forma determinada y en un medio determinado, muy probablemente consigamos llegar a más personas ofreciéndolo en otro formato en el que podría acabar encajando incluso mejor de lo esperado. Posiblemente, el secreto para conseguir cierto éxito no esté en producir más o de forma diferente, sino en aprovechar otros formatos que no hayamos explorado hasta ahora.



No hay comentarios:

Publicar un comentario