domingo, 23 de septiembre de 2018

¿Es imprescindible la inmersión lingüística?

¿La inmersión linguística es imprescindible?, aprender inglés, inglés
La gran mayoría piensa que la inmersión lingüística es la clave para aprender bien un idioma, no obstante, existen personas que no creen que sea imprescindible e incluso que piensan que solo con inmersión no se aprende un idioma. En lo que a mí respecta, si no fuese por la inmersión lingüística nunca hubiese llegado a hablar fluidamente ningún idioma, aunque es cierto que he conocido a personas que han vivido durante años en países cuya lengua no conocían y apenas han llegado a aprenderla.



Para entender esta cuestión, lo primero que debemos hacer es entender que cada persona aprende de una forma diferente, le motivan cosas diferentes y tiene una habilidad para aprender diferente. Estos tres principios deberían tenerse siempre en cuenta a la hora de enseñar.

Como he dicho anteriormente, en mi caso me hubiera sido imposible aprender con fluidez un idioma si no hubiera vivido en los países en los que lo he hecho, durante varios años además, y voy a explicar el porqué, en mi caso particular.

Soy pésimo "estudiando". No consigo sentarme en una silla a estudiar, de hecho, ahora estoy escribiendo tumbado en la cama con el ordenador encima de mí, como suelo hacer, mi disciplina académica, entendida como se entiende en las escuelas y universidades siempre fue pésima, mi forma de aprender es muy anárquica, realmente siempre estoy aprendiendo algo diferente, pero soy incapaz de centrarme en lo mismo continuamente durante mucho tiempo y un idioma requiere mucha constancia y paciencia. Es un reto que tengo pendiente y del que hablaré en un nuevo artículo un poco más adelante.

Sabía que si no vivía en un país no podría aprender su idioma. Además no soy muy fino de oído y esto es imprescindible para acelerar el aprendizaje, incluso viviendo en Irlanda primero e Inglaterra después me costó mucho, pero por suerte tengo otras virtudes que compensan esa carencia, como leer mucho en varias lenguas o una gran afición a buscar palabras en el diccionario. Esto lo cuento especialmente para los más pesimistas, es normal tener menos habilidad para unas cosas, pero siempre hay otras que lo compensan.

Durante esta primera estancia en países de habla inglesa llegué a dos conclusiones que creo que son muy importantes de entender sobre la inmersión lingüística:

1) Conocí a personas que pese a estar viviendo allí, no aprendían la lengua, simplemente entendían lo básico para hacer su trabajo, normalmente, empleos no muy complicados y comunicarse en el día a día. No estudiaban ni tenían interés en aprender. De cualquier manera, es obvio que algo aprendieron, sin esa estancia allí no habrían aprendido ni aquellas cuatro palabras.

2) Incluso con la inmersión, llega un punto en el que ya no avanzas solo por estar allí. Empiezas a entender a todo el mundo y te comunicas sin problemas, sin embargo, te acabas dando cuenta de que en el día a día usamos un lenguaje muy coloquial y de reducidas palabras, entonces percibes que si quieres llegar a un nivel más elevado, debes estudiar en esa lengua o leer mucho, para lo cual ya no hace falta continuar con la inmersión. Podrías hacerlo desde tu país.


Tras haber pasado dos años en Francia llegué a la misma conclusión, pero al llegar a Brasil y comenzar a trabajar como profesor descubrí algo que me sorprendió. En Brasil hay personas que no han tenido la posibilidad de vivir en el extranjero y, pese a ello, hablan inglés o español realmente bien. Me sorprende. De donde podemos deducir que con el suficiente tiempo de estudio, la inmersión no es imprescindible.


Entonces, ¿inmersión o no? Pues yo diría que una inmersión es una gran idea, de otro modo, hay cuestiones, especialmente en el lenguaje coloquial, que se te escapan, pero de todos modos, si no tienes esa posibilidad, también puedes aprender bien la lengua. Ahora bien, sé paciente, muy paciente, constante y créate un entorno que te permita estar en contacto con el idioma con la mayor frecuencia posible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario