domingo, 9 de julio de 2017

Mi ebook en Amazon pirateado en menos de una semana

Esta semana he publicado mi primer libro en Amazon, un ebook para Kindle llamado Dudas, Idioms y Phrasal Verbs (podéis ver el anuncio en el blog). Estaba muy ilusionado pese a que era algo muy simple. Tenía ganas de saber cómo funcionaba el mundo de los libros electrónicos. Ya había leído bastante sobre ello y cualquiera sabe que todo se piratea antes o después. Prácticamente cualquier libro se puede encontrar de forma gratuita en internet. Lo que me ha llamado la atención es que he encontrado el mío, de casualidad, tras menos de una semana a la venta y con tan solo una copia vendida.


No me irrita lo más mínimo, era algo de esperar, hasta me resultó un tanto divertido, si lo hubiese puesto gratis, seguramente, tendría menos divulgación. Es un libro muy simple, sacado de este blog, por lo que todo el contenido se puede encontrar de forma gratuita, tan solo hay que dedicar un tiempo a buscar. Tampoco esperaba ganar mucho dinero, lo he puesto por el precio mínimo y creo que no va a tener un gran número de ventas, pero quería ver cómo funcionaba ese mercado y si gano para una cena, bienvenida sea.

Es bueno experimentar este tipo de situaciones para entender qué ocurre cuando uno está en el lugar del que es pirateado (porque todos hemos hecho uso de algún producto pirata en más de una ocasión). Recuerdo varios artículos que daban por hecho que tu libro iba a ser pirateado e incluso recuerdo uno que decía que el plagio también era bastante común. El plagio, por el momento, solo lo he experimentado (que yo sepa) con un post de este blog, pero ni perdí el tiempo en decirle nada a quien lo había hecho y desde entonces ni siquiera intento averiguar si alguien más lo ha hecho, son situaciones a las que hay que acostumbrarse: nuevas reglas, más ventajas y nuevos problemas.

Esto me ha llevado a entender mejor lo gravemente que la piratería puede afectar a una persona que haya trabajado en un libro durante años. A partir de este momento tengo claro que todos mis ebooks serán cortos y simples (curiosamente cuando me estaba planteando empezar a crear un libro mucho más elaborado), no quiero hacer nada que lleve meses o años de investigación para apenas tener recompensa. También entiendo mejor la respuesta de un amigo al que le pregunté: "¿Por qué no publicas en formato electrónico? Es más fácil", me dijo: "Sigo creyendo en el formato en papel". En aquel momento sentí un miedo exagerado a ser pirateado. Ahora le doy la razón

Al final, el mundo de los libros no ha cambiado tanto, el éxito lo tendrán aquellos que consigan inundar las librerías con el suyo, con la excepción de los cuatro afortunados que pese a la piratería consigan alcanzar unas ventas con las que la inmensa mayoría soñarán sin tener la posibilidad de alcanzar. Espero que quienes los descarguen de forma pirata, por lo menos, los lean y aprendan. Porque si da lugar a una sociedad más culta todo esto cobrará algo de sentido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario