jueves, 20 de julio de 2017

Los secretos de los mejores estudiantes de idiomas


Los secretos de los mejores estudiantes de idiomasSuelo preguntarles a mis alumnos por sus hábitos con los idiomas fuera de clase. Especialmente a aquellos que sobresalen. Algunos son increíblemente buenos y siento curiosidad por saber cómo consiguen ese rendimiento y, de paso, conseguir algunos consejos para aquellos otros alumnos que necesitan ayuda u orientación sobre cómo enfocar el estudio de un nuevo idioma. Estas son las conclusiones a las que he llegado:



Dedicar mucho tiempo a oír música. Personalmente, creo que estos son los que tienen más facilidad para aprender. Porque muchos no solo escuchan sino que intentan entenderla, traducirla y cantarla. En el caso del inglés, es sorprendente cómo la música está llevando a tantos jóvenes y no tan jóvenes a aprenderlo. Además, supone de gran ayuda para asociar nuevas palabras, hay clases en las que aparece una palabra que los alumnos no entienden y cuando les recuerdas que suena mucho en el estribillo de alguna canción conocida, enseguida la identifican. En otras ocasiones son ellos los que preguntan acerca del significado del título o letra de alguna canción.

Dedicar muchas horas a jugar a videojuegos en versión original y pertenecer a una comunidad de gamers internacional. El caso más sorprendente que he conocido se debía a ello. Y no ha sido el único. Niños y adolescentes que pasan muchas horas jugando a videojuegos que no están traducidos y que pertenecen a alguna comunidad online con personas de todo el mundo en la que solo se habla inglés. Esto ayuda y fuerza al mismo tiempo a usar este idioma. Recuerdo haber tenido que enseñar "resume" y "quit". En cuanto les hice recordar que la habían visto en los juegos la asimilaron instantáneamente. Los hispanohablantes notamos menos este fenómeno porque el español es una lengua a la que se traduce casi todo, pero en personas cuya lengua materna no se traduce tanto material, el resultado es asombroso. 

Usar el nuevo vocabulario nada más aprenderlo. Es una habilidad increíble. He conocido algunos casos de personas que continuamente preguntan por el significado de una palabra y en cuanto lo saben, no paran de usarla. Están siempre intentando captar nuevas palabras para comenzar a usarlas. Esto, además de enriquecer su vocabulario ayuda a memorizar. Añadir todo lo aprendido a nuestro vocabulario refuerza el aprendizaje  y nos ayudará a expresarnos cada vez mejor.

Ver películas y series en versión original o con subtítulos. Este es el grupo al cual pertenezco yo. Me encanta mezclar idiomas y subtítulos de lenguas diferentes. Ejemplo: habla en inglés y tengo los subtítulos en portugués, o al revés. A veces en francés. Últimamente me he aficionado mucho a ver series y películas en francés (con subtítulos también en francés) en las cuales los subtítulos no se corresponden con lo que dicen, aunque signifiquen lo mismo. Me ayuda a percibir si soy mejor oyendo o leyendo y me gustar estar atento para ver cuáles son las diferencias entre lo que se dice y lo que se escribe. Es una forma entretenida de aprender sin un esfuerzo titánico y mientras disfrutas de alguna película. 

Preparar la clase y entregar los deberes sin retraso. Ser aplicado siempre da buen resultado y los alumnos que han preparado la clase en casa y entregan los deberes son el mejor ejemplo. Si no estudias en casa todo te sonará a chino, las lecciones irán más rápido que tú y después te costará mucho ponerte al día. Si tardas en hacer los deberes no recordarás el significado de algunas palabras importantes o algunas explicaciones gramaticales. Existen alumnos muy disciplinados que pese a no tener conocimientos previos del idioma o algún otro de los hábitos que estamos viendo hoy, consiguen notas excepcionales. Para los alumnos aplicados el libro nunca avanza demasiado rápido.

Una mente excepcional. Algunas personas tienen una memoria sorprendente. Parecen no esforzarse tanto como otras y aun así aprenden a un ritmo muy rápido. No hace mucho, le pregunté a una alumna: "¿A ti no se te olvidan las palabras?". Y ella me dijo que no. Me sorprendía que no hacía los deberes y no parecía prestar mucha atención, pero recordaba sin problemas el vocabulario de las lecciones anteriores. Algunas personas tienen ese privilegio, pero son una gran minoría. También es importante tener en cuenta que aunque nuestra memoria no funcione tan bien, existen muchas otras cualidades que podemos tener y nos llevarán a un óptimo rendimiento: capacidad de asociación, lógica, esfuerzo, constancia, motivación... 

Una gran afición por aprender idiomas desde pequeños: Muchas personas empiezan a estudiar un idioma sin tener la menor noción, en cambio, otros son aficionados a aprenderlo desde niños. Han crecido en un entorno que ha fomentado el aprendizaje o porque desde la niñez ha habido un interés especial. Aunque no hubiesen profundizado mucho durante niños, el haberse familiarizado con la fonética o la gramática será de vital importancia para asimilar nuevos conceptos.



2 comentarios:

  1. Indudablemente son consejos muy acertados,ya que casi todos conocemos casos de estudiantes que los confirman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que son buenos para dar orientaciones a los alumnos con menor rendimiento.

      Eliminar

Entrada destacada

El problema del acento a la hora de hablar lenguas extranjeras

Para muchos estudiantes, e incluso personas con un habla fluida en una lengua extranjera, su fuerte acento es algo que les incomoda o i...