miércoles, 27 de enero de 2016

7 Consejos para motivar a tus alumnos de idiomas



En innumerables ocasiones nos enfrentamos a la desmotivación de nuestros alumnos y si no sabemos cómo lidiar con ello, nos arrastrará a nosotros también y acabaremos sintiéndonos frustrados. Es muy importante tener claro qué hacer para mantener motivados a los alumnos y qué respuestas dar ante las clásicas frases como: “A mí esto no me gusta”, “Estoy aquí porque mis padres me obligan” o “No tengo claro si el esfuerzo valdrá la pena”.

Tras unas semanas dándole vueltas al asunto, me he sentado a escribir una serie de puntos que, creo, pueden ser de ayuda tanto para mí, como para vosotros y para nuestros alumnos. Os dejo con ellos y espero que os sean de utilidad.



1. Si tú no estás motivado, apaga y vámonos. El profesor debe transmitir puntualidad, seriedad y un buen conocimiento de lo que enseña. Nadie quiere aprender con un profesor que no quiere enseñar o que transmite poca pasión por su trabajo. Toda la responsabilidad de este punto recae sobre nosotros.

2. Conoce los gustos de tus alumnos. Esto es elemental para poder motivarlos. Si alguien te dice que no le gusta la lengua que está estudiando pero le encanta la música, por ejemplo, lo podremos motivar diciéndole que podrá oír música en ese idioma y entender la letra de las canciones, o si le gusta la gastronomía, que podrá ver algún programa o leer algún libro sobre la cocina de los lugares en los que se hable ese idioma y entenderlo.

3. Todo el mundo debe participar en clase. Cuando a los alumnos no se les hace participar en clase se acaban aburriendo y empiezan a pensar en otra cosa. Ponerlos a practicar con el compañero o el profesor, ya sea individualmente o en grupo, hará que se muestren más activos y no pierdan la atención.