sábado, 27 de junio de 2015

Dudas de español como lengua extranjera



Resulta realmente difícil escribir un artículo de dudas de español como lengua extranjera porque la dificultad varía mucho de unos estudiantes a otros dependiendo de cuál es su lengua materna. A un angloparlante le resulta realmente difícil aprender la diferencia entre ser y estar, mientras a un lusófono, prácticamente, no hace falta ni explicársela. A un asiático supongo que todo le resultará un mundo. Pero pese a ello, he tratado de escribir un artículo en el que lo que aparezcan sean cuestiones que puedan resultar confusas para estudiantes de cualquier lugar del mundo.


¿Cómo puedo saber si tengo que utilizar muy o mucho?

Muy lo utilizamos siempre delante de otro adverbio o adjetivo, mientras que mucho va delante de sustantivos o detrás de verbos.

Mario es muy rápido.
Tú hablas inglés muy bien.

No tengo mucho dinero.
Sus amigos lo admiran mucho.



¿Y es una vocal o una consonante?

La y es una consonante aunque en determinados casos suene como vocal. Se puede llamar i griega o ye. En palabras como buey o ley (cuando va al final) suena igual que i pero al formar el plural se le añade –es y pasa a sonar como una ll, bueyes o leyes, que es su sonido habitual cuando va entre vocales o al comienzo de alguna palabra, como desayuno, yoyó o suyo.



¿Cuándo se acentúan las palabras acabadas en mente?

Las palabras acabadas en mente son adverbios que se forman añadiéndole mente a los adjetivos. La regla que hay que seguir para saber si han de llevar acento o no es distinta a las demás palabras, pero es muy simple. Llevarán acento si al adjetivo sin mente le correspondía, si no, seguirá sin llevarlo. Veámoslo:

Fácilmente. A  fácil le corresponde llevar acento, por lo tanto lo conserva.
Rápidamente. A rápida le corresponde acento, según la regla lo conserva.
Educadamente. A educada no le corresponde, por lo tanto seguirá sin llevar.




¿Cuándo se utilizan e en lugar de y y u en lugar de o?


E sustituye a y y u a o (como conjunción en ambos casos) cuando la siguiente palabra empieza con la misma vocal o h (que en español siempre es muda) y la misma vocal. Esta regla es realmente fácil de aprender y poner en práctica, salvo para aquellos en cuya lengua materna la h no sea muda, lo cual tampoco entraña una dificultad excesiva.

Marcos e Isabel son buenos amigos.
Necesitamos contratar a siete u ocho personas más.
Mis deportes favoritos son tenis e pica.




El verbo gustar


En español, cuando queremos expresar que algo nos gusta utilizamos una construcción gramatical un tanto peculiar y distinta a la que se podría esperar en comparación con otros idiomas cercanos. Es la siguiente:


A mí me gusta
A ti te gusta
A él/ella le gusta…


Ejemplo: A ti te gusta mucho el vino.


Como se puede apreciar, además de tener que memorizar esta estructura gramatical hay que tener un buen domino de la concordancia entre pronombres personales. 


Yo gusto, tú gustas…, existe pero tiene un significado distinto. Quiere decir que yo gusto a alguien, no se refiere a algo que me gusta a mí.



   *Si te gustó esta entrada, también podría interesarte:

 

1 comentario: