jueves, 16 de abril de 2015

Consejos para aprender inglés y otros idiomas


 Siempre recuerdo lo perdido que me encontraba cuando empecé a estudiar mi primera lengua extranjera. No sabes qué estudiar ni cómo. Un día me di cuenta de que si quería aprender tendría que viajar a algún país en el que se hablase esa lengua, y entonces me ocurrió lo que nos ocurre a la mayoría cuando decidimos viajar a un país extranjero: salí lleno de dudas e ideas preconcebidas que no se ajustaban a la realidad. De modo que, recordando mis experiencias personales, al mismo tiempo que observando que no para de aumentar el número de personas que prueban suerte en el extranjero, me he propuesto hacer un pequeño resumen de algunas cuestiones que pueden ser de gran ayuda.


     1.       ¿Qué es hablar una lengua? Descubrí que hablaba inglés un día en el trabajo, junto a un jefe irlandés que tuve. Yo le dije con mi pésimo acento: “Yo no hablo inglés”. Y él me respondió: “Entiendes cuando te hablan y te entienden cuando hablas, eso es hablar inglés”. Y tras quedarme un tiempo pensando en sus palabras llegué a la conclusión de que era cierto. Había alcanzado un nivel apto para poder empezar a decir que hablaba inglés.


Hay quien dice hablar bien una lengua cuando apenas llega a un nivel intermedio y hay quien dice no hablar demasiado bien cuando está en un nivel avanzado. Es un concepto subjetivo. Pero no nos dejemos guiar por baremos académicos como intermedio, intermedio-alto, avanzado… El fin del lenguaje es la comunicación. Se puede tener una muy buena comprensión y expresión oral, lo cual nos daría un muy buen nivel de comunicación, pero tal vez por no conocer a fondo la gramática o no saber escribir adecuadamente, no aprobaríamos un examen de nivel intermedio. Del mismo modo que se puede ser capaz de pasar ese examen de nivel intermedio y posiblemente la comunicación oral con un hablante nativo no pueda llegar a ser muy fluida. Por lo tanto, "hablar bien" estará dentro de lo que cada uno considere, pero no olvidéis que lo más importante es que se mide por el grado de fluidez en una conversación y no por el nivel del diploma más alto que se tenga.


      2.       ¿Cómo se aprende un idioma? Como respuesta a la primera pregunta se me ocurre otra pregunta, que es la siguiente: ¿Para qué quiero aprender un idioma? Esto es algo que se debe tener muy claro. No es lo mismo alguien que lo quiere aprender para trabajar en la recepción de un hotel, que alguien que pretende trabajar como traductor, intérprete o camarero, o incluso quien lo aprende por placer. Hay que tener muy claro cuál es el fin porque esto nos ayudará a centrarnos en aquellos planos de la lengua que nos hagan más falta desarrollar, ya sea la gramática, la ortografía, la expresión oral, etcétera. Esto condicionará nuestra forma de estudiar. Por ejemplo, para hablar con fluidez, con tener unas nociones de la gramática e ir a un país donde se hable se aprenderá. Si lo que queremos es un nivel más académico, habrá que dedicarle más horas al estudio y la lectura.


      3.       Al dominio de una lengua nueva se llega tras años de aprendizaje. Aprender un idioma es algo que conlleva gran esfuerzo y, sobre todo, paciencia. Aquella idea romántica con la que llegábamos algunos a tierras angloparlantes creyendo que era posible llegar a ser bilingüe en unos meses, no es más que eso, una idea romántica. Una lengua nueva se va asimilando poco a poco. El estudio es muy importante, pero por estudiar diez horas diarias no vamos a ser bilingües en un mes. La asimilación de un nuevo idioma implica la maduración del mismo, no es solo una acumulación de datos.

 Hay una regla que creo que es hasta cierto punto fiable, aunque cada persona tiene un ritmo de aprendizaje distinto. Cuando se aprende una lengua latina, o inglés, partiendo de un buen nivel básico o intermedio son unos 6 meses lo que se tarda en empezar a tener un grado de comunicación aceptable y unos 2 años para llegar a hablar con fluidez. 


      4.       La importancia de tus hábitos y tu entorno. Tus hábitos harán de ti un mejor o peor aprendiz de lenguas. Como es evidente, a más horas de estudio y práctica más rápido se irá aprendiendo. Crearse un entorno adecuado es algo que ayuda mucho a aprender. Con el inglés es muy fácil. Hay música en inglés y películas con subtítulos por todas partes. Incluso en internet es la lengua más usada. Vive lo más rodeado posible de la lengua que quieras aprender y más rápidamente y con menos esfuerzo aprenderás. Por el contrario, si no tienes un buen ritmo de estudio, ni un entorno adecuado, verás como aquello que tanto te costó memorizar, se te olvida una y otra vez por la falta de práctica.



     5.       Nunca dejes de cuidar tu lengua materna. Es la base de todo. Algunos, un servidor sin ir más lejos, se van a un país extranjero y tras pasar varios años allí y dejar el uso de su lengua materna reducido a poco más que el lenguaje coloquial de las conversaciones que tenemos con nuestros amigos o familia, vamos sufriendo una pérdida de la propiedad del lenguaje y empiezan a aparecer esas dudas ortográficas y gramaticales sobre cuestiones que nunca antes habíamos tenido. Por ejemplo: ¿móvil o móbil? Porque en inglés es mobile.  La lengua que estás aprendiendo es una y tu lengua materna es otra. 

Evita copiar esas expresiones tan típicas de los hispanohablantes residentes en países de habla inglesa como “me voy a mover” por “me voy a mudar” por aquello del move out o la de “voy a aplicar para un trabajo” sacado de “apply for a job”. No tiene ningún sentido que el aprendizaje de otro idioma te lleve a empobrecer el tuyo.


     6.       Nunca olvides que siempre serás un aprendiz  Muchas veces al alcanzar un nivel muy avanzado pensamos que ya sabemos todo, que no nos hace falta continuar con el estudio de esa lengua y, además, despreciamos aquellos libros para principiantes. Pero siempre llega algún texto o conversación en la que nos sale alguna palabra del supuesto nivel elemental y resulta que no nos acordamos de qué significaba o cometemos errores en cuestiones ortográficas o gramaticales impropias de alguien con nuestro supuesto nivel. Los idiomas que se aprenden hay que continuar estudiándolos siempre y a todos sus niveles, de lo contrario se empobrecen y nos daremos cuenta de que alcanzar aquella cota que tanto nos costó, no sirvió de mucho porque ahora hablamos y escribimos peor.

9 comentarios:

  1. Hola Sergio! Me encantó tu nota. He tomado uno de tus consejos para publicarlo en mi facebook, indicando tu autoría. Gracias.
    ¡Que disfrutes tu fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. https://www.facebook.com/pages/Luisa-Vey%C3%A1n-Santana-Traductora-e-Int%C3%A9rprete/208366759283037?ref=hl

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias. Me alegro de que el post te haya servido de ayuda. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. A mí también me encantó. Yo siempre le digo a mis alumnos: "uno nunca acaba de aprender un idioma, ni siquiera el materno".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Cristina. Además, el aprendizaje de otros idiomas enriquece el native propio.

      Eliminar
  5. Yo me he encontrado más vocabulario en libros de niños para dos años o menos, que en las adaptaciones de clásicos para el instituto tipo Christmas tales, Canterville Ghost, etc., etc., etc. Y mi nivel de inglés es conversación estándar relativamente fluida, con carencias por falta de práctica y cierta rigidez en las expresiones, toma ya!
    Pero sí, tienes toda la razón del mundo, el entorno y las ganas son un mundo, tienes que perderte en tiendas, en bares, hablar con propios y extraños.

    ResponderEliminar
  6. Muy acertado. Tengo una licenciatura en castellano, una mujer española y llevo treinta años viviendo en España. Aun así aprendo algo nuevo todos los días...

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias, Sergio,
    Yo soy de acuerdo de sus comentarios. Especialmente lo de aprendiz. Yo soy siempre soprendido que encuentro muchos nuevos expresiones en inglés, un idioma que hablo con fluidez.

    Lo que de paciencia, es también verdad. Creo que aprender un idioma es una marathon y no es un paseo en el parquet.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

El problema del acento a la hora de hablar lenguas extranjeras

Para muchos estudiantes, e incluso personas con un habla fluida en una lengua extranjera, su fuerte acento es algo que les incomoda o i...