lunes, 23 de marzo de 2015

¿Por qué los idiomas son tan difíciles?



"¿Por qué los idiomas son tan difíciles?", creo que es una pregunta que muchos nos hemos hecho alguna vez. Las lenguas son como las culturas o los países, producto de avatares históricos. No siguen una lógica, no han sido planeadas. Hace poco empecé a pensar que el ser humano no aprovecha todo su potencial lingüístico. En inglés existen muchos sonidos vocálicos, en chino existen 4 tonos, el alemán es una lengua muy rica en vocablos… Entonces me planteé la siguiente cuestión: ¿por qué no se planea una lengua que coja lo mejor de las demás para intentar desarrollar un idioma más adaptado a nuestro potencial? Y a partir de ese momento empecé a indagar sobre las lenguas planificadas, aquellas que han sido conscientemente inventadas. Comencé a leer sobre el esperanto y algunas otras y me di cuenta de lo sumamente difícil que es que una lengua planificada pueda aceptarse y expandirse, pero me ayudó a entender hasta qué punto se puede simplificar un idioma.

¿Por qué no simplificamos el nuestro? Esto suena a frase de hereje, sobre todo, entre profesionales de la lengua. Aunque después estemos continuamente escuchando decir que la gente no sabe escribir, o que no sé quién muy conocido no domina su propia lengua, porque cometió un par de errores importantes y se enteró todo el mundo. El hecho de que reaccionemos de esta manera está tanto en la forma en la que nos han educado como en el hecho de que la lengua forma parte de nuestra cultura y, por lo tanto, de nuestras señas de identidad.

Uno de los argumentos más repetidos es el de que se pierde la etimología de las palabras, argumento que jamás entenderé. En todo caso, se contribuye a su etimología. ¿No existía una antes de Nebrija? En Turquía decidieron pasar del alfabeto árabe a uno basado en el latino para facilitar la alfabetización de los niños, y el resultado fue positivo, también existía una etimología; como la hay entre el griego antiguo y el moderno o el inglés antiguo y el moderno. Además, curiosamente, todas las lenguas que se han expandido extensamente, lo han hecho a través de su forma vulgar, como ocurrió con el griego en época de Alejandro Magno, el latín durante la época romana o el inglés a día de hoy; los que dominan el inglés culto son muy pocos.

En el siglo XIX se planteó la reforma ortográfica de Bello. Era realmente interesante, aunque iba orientada al español de Latinoamérica. Proponía escribir la r según sonase, es decir r cuando es débil y rr cuando es fuerte, la supresión de la h o la de la u de qu, entre otras muchas propuestas bastante lógicas que finalmente no tuvieron mucho éxito, porque como he dicho al principio, las lenguas están más asociadas al sentimiento que a la lógica.


Cuando un niño dice “yo no cabo” en lugar de “yo no quepo” a todos nos hace gracia y decimos que aún no sabe hablar, pero no percibimos que lo que realmente está ocurriendo es que su cerebro ya ha entendido la mecánica de su lengua:  beber, yo bebo; comer, yo como; caber, yo cabo; pero algún día a alguien se le ocurrió que eso era incorrecto y no podía ser así, de modo que, hay que enseñarle al niño que su planteamiento lógico no es válido y tiene que memorizar la forma aceptada por toda la comunidad de hablantes. Ahí radica uno de los principales problemas en el aprendizaje de idiomas. Cualquiera que estudie lenguas latinas sabe lo problemáticas que son las excepciones en general y las conjugaciones verbales irregulares en especial.  


Pienso que la complejidad lingüística debe estar en la cantidad de palabras o en los conceptos que transmiten las mismas, entre otras cosas, pero no le veo el menor sentido a tantas excepciones gramaticales ni a las dificultades ortográficas que solo contribuyen a dificultar el aprendizaje de los niños mientras aprenden su propia lengua o el de los adultos que intentan aprender una lengua ajena a la materna. Si los idiomas fuesen más fáciles, se podrían aprender más lenguas, se podría profundizar más en las que ya se conocen o se podría dedicar más tiempo a estudiar otras ramas del saber.



   *Si te gustó esta entrada, también podría interesarte:


6 comentarios:

  1. Interesantísimo artículo. Como estudiante de Letras, Lingüística(Psico-Socio) y semiótica, pido permiso para utilizar el mismo, respetando las reglas para evitar el plagio, es decir, haciendo fiel mención del autor.

    Saludos .

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario, me alegro de que te haya resultado de utilidad. Sin problemas con el uso del artículo. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Te gusto mucho! Soy de Polonia y estoy aprendiendo castellano. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  4. La verdad tienes razon y hay idiomas que ademas son aglutinantes como el hungaro que llega a convertir hasta cinco palabras en una sola, dinamica que aun no entiendo...esto no me ayuda a aprender el idioma paterno de mis niños.

    ResponderEliminar
  5. Hay una realidad que cualquier persona puede comprobar. En todos los paises del mundo hay dos lenguas muy diferentes entre si:. El lenguaje refinado y culto que se enseña en las escuelas y el otro que habla la gente en la calle todos los dias.Y el prfimero que aprende un niño es precisamente este lenguaje vulgar por la sencilla razon de que es el que hablan sus padres en el hogar Mas tarde apreende el otro en la escuela.

    Todo esto quiere decir que para decir que yo hablo un idioma es porque domino la forma culta y la otra vulgar. Y esto solamente se logra viviendo por un largo periodo de tiempo en un pais donde esta lengua sea la lengua oficial del pais. Y aqui nos enfrentamos con otra dificultad y es el acento del pais en cuestion. Por ejemplo, el Ingles que se habla en America es diferente al Ingles de Inglaterra y a su vez ambos son diferentes al Ingles hablado en Australia.

    Lo mismo sucede con el idioma Español. Es muy diferente el Español hablado y escrito en España que el que se habla y se escribe en Latinoamerica. Y aun dentro de esta region has diferencias de un pais a otro. ?Cual es el correcto? !Pues todos! dependiendo del pais donde Ud. vive y escribe.Y eso es todo. Gracias

    ResponderEliminar
  6. Buena letra.

    Por otro lado, ya existe un Lenguaje Universal, el del Universo, y no hay que inventarlo. Es lógico no reconocerlo entre una maraña de 6000 idiomas.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

El problema del acento a la hora de hablar lenguas extranjeras

Para muchos estudiantes, e incluso personas con un habla fluida en una lengua extranjera, su fuerte acento es algo que les incomoda o i...