domingo, 15 de junio de 2014

El portugués y sus curiosidades



Son muchos los que bromean con que hablar portugués no cuenta como haber aprendido un idioma nuevo. Otros creen que por saber decir unas cuantas palabras y entender un poco, saben hablarlo, cuando en un país lusófono estarían considerados hablantes de portuñol como mucho. También es frecuente encontrar casos en los que alguien hablando en español se entiende con alguien hablando en portugués. Pero estaríamos refiriéndonos a personas con algún conocimiento de la otra lengua. 

No se puede negar que entre el español y el portugués existe un grado de similitud muy elevado, sobre todo, en la gramática. Pero la realidad es que para hablar portugués correctamente hace falta estudiar mucho y vivir en un país de habla portuguesa una temporada. Como con el italiano, el catalán o el francés.  


El acento es muy distinto del español. Llegar a entenderlo no es tan complicado; reproducirlo sí tiene sus más y sus menos porque es más nasal, lo cual entraña bastante dificultad. Lo que resulta más confuso es lo que, a priori, puede parecer más fácil: el montón de palabras iguales en español. Son vocablos que esconden en muchas ocasiones falsos amigos y nos llevan a no expresar correctamente lo que queremos decir, y cuando eso nos ha pasado varias veces, acabamos no diciendo la palabra igual al español, cuando es la correcta, por miedo a equivocarnos. 

Por ejemplo, un vagabundo, en español, es alguien que duerme en la calle, mientras que en portugués, es una persona con una vida muy desordenada. Una de sus palabras más utilizadas es pronto, que en español quiere decir “en unos momentos” y en portugués, cuando algo está pronto, está listo, preparado. Goleiro no es goleador, sino portero, porque la portería es gol, pero meter un gol, sí es fazer um gol.

La ortografía también viene con “trampa”, palabra es palavra y libro es livro, y hay muchos casos más así. Además, mientras en español muchas palabras acaban en n y casi ninguna en m, en portugués pasa al revés. 

Existe una gran influencia de términos procedentes del inglés. No se dice “equipo” sino time de team, o la ternera, no es ternera, es bife, de beef
En el caso del portugués de Brasil, podemos encontrar muchas palabras de origen indígena, como abacaxi (piña), aipim (mandioca), pipoca (palomita de maíz)… Aunque sobre las variantes del portugués hablaremos otro día.
Y como en toda lengua latina, tenemos el problema de encontrar palabras de un mismo origen y significado, pero con género distinto: la origem/el origen, a árvore/el árbol o a viagem/el viaje.



   *Si te gustó este artículo, también podría interesarte: 
Palabras clave para aprender portugués
Palabras Internacionales 
Verbos en portugués que no se parecen a los españoles 

3 comentarios:

  1. Há muita diferença do português do Brasil para o de Portugal. Os exemplos dados são, na sua grande maioria de português do Brasil. Em Portugal não se diz time, mas sim equipa.

    ResponderEliminar
  2. Sergio, complementando la última información del artículo: TODAS las palabras que en portugués terminan en AGEM son femeninas, en español terminan en AJE y son masculinas.
    A paisagem, A viagem, A miragem, A garagem, etc, etc.

    ResponderEliminar
  3. Pipoca é pipoca em Portugal e no Brasil

    ResponderEliminar